pez-neon

Los peces son adecuados para tener como animal de compañía si vivimos en departamento o casa pequeña ya que no ocupan espacio, son limpios y no andan correteando por la casa con peligro de romper alguna cosa. También son una buena opción como mascota para los niños/as, porque ellos pueden responsabilizarse, en gran parte, de su atención y cuidados. Pero sea cual sea el tipo de pez que escojas para tener en tu casa, deberás tener presentes los cuidados que necesitan tus peces, especialmente en cuanto a alimentación, agua y luz. Así que aquí te dejamos 8 consejos básicos para el cuidado de estos maravillosos animalitos.

 

1. Deberás conocer las necesidades nutritivas de la especie de peces que tengas como mascota, hay marinos y de agua dulce y eso de entrada es una gran diferencia. No todos los peces comen lo mismo, hay algunos que se adaptan al pellet, otros a las hojuelas, otros más se alimentan del alimento que cae al sustrato de la pecera y otros más ni siquiera comen alimento sino las algas que crecen en nuestro acuario. Es importante consultar con la tienda de mascotas o el veterinario el alimento ideal para tus peces.

 

2. En la mayoría de casos, se recomienda completar la alimentación de nuestros peces con otras fuentes de alimento, por ejemplo en momentos particulares como la reproducción. Es importante el uso de complementos de manera regular para mantener la salud de nuestros peces y si así lo deseas también podrías incluir alimento vivo como artemia.

 

3. El agua limpia y el entorno es otro de los puntos más importantes a la hora de cuidar a nuestros peces de la forma más apropiada. Esto junto con un acuario de calidad, no solo agua limpia sino tratada correctamente para que los peces tengan un ambiente ideal. Dentro de este ambiente deberás monitorear la temperatura, la luz, la acidez del agua, los sistemas de filtrado, etc. Garantizando de esta forma el que tus mascotas tengan las condiciones ideales de vida.

 

4. Estos animales respiran oxígeno del agua, por lo tanto, es esencial que dispongan de todo el oxígeno que necesitan. Para ello, podéis instalar una bomba de aire que asegurará que el agua esté correctamente oxigenada o sistemas de circulación de agua que garanticen que se añade suficiente oxigeno al sistema.

 

5. No es recomendable usar agua de la llave ya que esta contiene cloro y otras sustancias dañinas muy perjudiciales para nuestros peces. En todo caso agua de garrafon o filtrada especialmente son la mejor opción. Al realizar el cambio de agua deberás revisar que el agua nueva tenga los mismos parametros que ya que ya existe en el acuario y no es recomendable cambiar más del 25% de agua a la vez.

 

6. Es importante que elijas correctamente las especies que introducirás a tu acuario, ya que hay peces que son demasiado pasivos y peces que son muy territoriales, lo que puede provocar que unos ataquen a otros y se cree estrés en todo el acuario. Lo mejor es consultar con el especialista veterinario sobre las especies que pueden ser compatibles.

 

7. De la misma manera, los peces necesitan un ambiente bien iluminado, pero la luz directa del sol no es la mejor forma de proporcionársela, ya que -entre otros motivos- puede provocar la proliferación de algas. Por eso es recomendable buscar un sistema de iluminación artificial que se adecue a tu tipo de acuario.

 

8. El aprendizaje siempre es importante y quizá lo mejor que puedes hacer por la salud de tus peces es leer y documentarte sobre sus hábitos y preferencias. Mientras más aprendas sobre el mundo de la acuarofilia más felices serán.