DogsAggressionFight_45097721_original

Este siempre ha sido un tema importante, sobre todo cuando nos traen canitos heridos en alguna pelea en el parque o por algún perro que salió de la nada. Nosotros creemos que debe ser conocimiento básico el como separar a dos perros que se han enfrascado en una pelea. Así que aquí te compartimos algunos tips de lo que debes y no debes hacer cuando tu canito se vea envuelto en esta situación.

QUE NO HACER:

– Nunca intentes separar a los perros por el cuello o el hocico, debes tener presente que por más que los ames son animales y en ese momento de adrenalina lo que florece es su instinto y puedes creernos cuando te decimos que es muy probable que salgas lastimado si los intentas separar de esta forma.

– No los jales de las correas, ya que solo harás que su sentido de agresividad se incremente y se enfrasquen más fuerte en la pelea. Además si solo tu jalas al tuyo puedes herirlo más si es que el otro perro es el que tiene la mordida en ese momento.

– Nunca patees a los perros ya que esto solo incrementará la agresividad y hará que la situación empeore.

– No les eches agua. Es muy común que hagan esto, pero puede ser muy peligroso para tu canito ya que el nivel de adrenalina en su cuerpo es muy alto durante una pelea, aunado a que sus latidos se disparan, al sentir el agua o echársela en la cara puedes provocar que de verdad se ahogue.

– Perder la calma, ya que tu canito sentirá tu estrés y él a su vez se estresará aun más.

QUE SI HACER:

– Primero que nada mantener la calma, entendemos que en un momento así puede resultar muy complicado, pero debes tener claro que solo estando calmado podrás terminar la situación de la mejor forma posible.

– Identifica al perro más agresivo y ese es el que deberás separar ya que si separas al más débil lo más probable es que el más agresivo o dominante lo siga para volver a atacarlo y si por el contrario separas al más agresivo el canito más débil se retirará del lugar para no seguir peleando.

Y aquí viene el procedimiento básico para separarlos, lo ideal es que sea entre dos personas, cada una tomará a su mascota por las patas traseras y las levantará del suelo para que el perro pierda el equilibrio, este paso debe hacerse a velocidad media e ir alzando hasta que los dos perros se safen por si solos, por regla general, cuando el perro pierde el apoyo soltará al otro para buscar una mejor posición y es ahí donde deberán jalarlos alejándolos uno del otro.

En el caso de que estés solo deberás separar a tu perro con el procedimiento antes mencionado, pero deberás tener cuidado si tu perro no es el dominante en la pelea porqué al momento que lo separes lo más seguro es que el otro perro lo siga buscando y salte para poder alcanzarlo y seguir atacándolo, en este caso lo que deberás hacer será separar al otro perro y al momento que suelte al tuyo deberás buscar aventarlo un poco lejos del tuyo para que te de tiempo de tomarlo y alejarte de ahí. Sabemos que puede sonar cruel lo de aventarlo, pero confía en nosotros cuando te decimos que de otro modo te va a costar mucho más trabajo terminar con la pelea. Otra opción si tu perro no es el dominante es que tomes tu cinturón y con ese sujetes al perro más agresivo mientras lo levantas, así, al momento de que se separe te será mucho más fácil controlarlo.

Por supuesto que estos consejos te serán de utilidad, pero debes tener siempre presente que tu integridad física es lo más importante, entendemos que el amor a tu mascota puede llevarte a situaciones de alto riesgo, pero ten claro que si tu sales lastimado no podrás ayudar a tu canito. Cuida de ti y haz estos procedimientos con el mayor cuidado posible.