Fondox.net_un-gato-bebe_1366x768

Antes de hablar de qué vacunas debes llevar tu gato con el veterinario, ya que es el que llevará el control del esquema de vacunación.

Antes de empezar el proceso de vacunación, el veterinario realizará una serie de pruebasauscultará al gato. Depende de dónde proceda el gato y de cómo vea su salud, es posible que deba realizar pruebas como el test de inmunodeficiencia felina y el de la leucemia, para descartar estas enfermedades graves.

Otro proceso habitual previo a las vacunas es la desparasitación externa e interna del gato.

Con el diagnóstico correcto del gato, y teniendo en cuenta muchos factores como la procedencia y el estilo de vida que va a tener, se determina su calendario de vacunación.

CALENDARIO DE VACUNACIÓN MÁS COMÚN

  • A partir del destete (edad aproximada: 2-3 meses): trivalente felina
  • 3 o 4 semanas después de la primera vacuna (edad aproximada: 4 meses): refuerzo de la trivalente felina
  • No siempre obligatoria, antes del año: rabia y leucemia (dos dosis con intervalos)
  • Al cumplir 1 año: refuerzo de la trivalente felina y, si procede, refuerzo de leucemia y rabia
  • Aproximadamente cada 3 años (gato adulto): refuerzo de las vacunas recibidas

Es importante resaltar que no todas las vacunas son imprescindibles, y que el diagnóstico de un buen veterinario determinará cuáles debe recibir tu gato.

A continuación os detallamos cada una de las vacunas mencionadas.

LAS PRIMERAS VACUNAS DE LOS GATITOS

Cuando los gatitos toman la leche de su madre, no solo están recibiendo alimentación y nutrientes. En el calostro (primera leche materna de la gata) se encuentran las defensas necesarias para que el gatito esté suficientemente protegido durante aproximadamente los 2-3 primeros meses de vida.

Vacunar a los gatitos cuando están recibiendo leche materna está desaconsejado, porque dicha leche disminuye el efecto de la vacuna hasta incluso eliminarlo por completo.

Tras el destete, la primera vacuna que se aplica a los gatos es la denominada trivalente felina (contra la panleucopenia felina, la calicivirosis felina y la rinotraqueitis vírica felina).

Pasadas unas 3 o 4 semanas se vuelve a vacunar al gato de la trivalente felina, como refuerzo.

Estas vacunas iniciales son siempre obligatorias, aunque el gato no vaya estar en contacto con otros gatos o no vaya a salir nunca al exterior.

VACUNAS CONTRA LA RABIA Y LA LEUCEMIA

En función de si el veterinario detecta un alto riesgo de estas enfermedades, te aconsejará vacunarlo con dos dosis con intervalos contra la rabia, o bien contra la grave enfermedad de leucemia.

En algunas comunidades autónomas españolas, la vacuna contra la rabia es obligatoria en los gatos.

Es importante que tu veterinario sea de confianza y que te cuente el motivo real por el que te aconseja vacunarlo sobre estas enfermedades. Si realmente existe un riesgo tangible, es correcta la vacunación. Pero no lo hagas solo por miedo, sin razón alguna.

VACUNAS DEL GATO ADULTO

Una vez el gato adquiere su madurez inmunológica, hacia el año de vida, el minino suele recibir recordatorios de las vacunas anteriormente mencionadas, como la trivalente.

Si bien muchos veterinarios aconsejan repetir la revacunación cada año, varios estudios recientes demuestran que en la mayoría de los casos el efecto de la vacuna dura unos 3 años.

La práctica de la vacunación cada 3 años se está extendiendo en Estados Unidos y otros países, mientras que en España aún hay una tendencia fuerte a la revacunación anual.

Asegúrate de que tu veterinario es serio y pídele información acerca del período de revacunación que te aconseje para tu gato adulto.

En Cosas de Gatos no pretendemos desmentir las opiniones de los veterinarios, pero esperamos que con este artículo podáis reconocer cuando el diagnóstico del veterinario es determinante, o cuando se trata de la opinión de alguien poco profesional que mira solamente por sus intereses económicos.

Destacar también que los gatos con enfermedades o con un estado de salud complicado posiblemente deben recibir otro tipo de vacunas o un calendario distinto.

Finalmente comentar que hay personas que no vacunan a sus gatos, tratándoles con otros métodos alternativos. Cualquier opinión nos parece válida siempre que se garantice el bienestar del gato, y que se esté mirando en todo momento por su correcta salud.